miércoles, 19 de noviembre de 2008

MAULE - Seminario sobre Educación TP

El lunes 10/11/08 se realizó en Talca un seminario regional sobre Educación Técnico Profesional. Esto es lo que informó el Mineduc sobre dicho seminario.

SEMINARIO CONVOCÓ A IMPORTANTES ACADÉMICOS, ALCALDES, EMPRESARIOS, DIRECTORES DE LICEOS Y ALUMNOS.

Formar emprendedores: El nuevo reto de colegios Técnico Profesionales.

“Hay que ampliar la mirada y entender que el mercado no sólo requiere operadores, sino técnicos que estén en sintonía con sus nuevas necesidades. La mirada también debe contemplar alumnos con competencias para gestionar sus propios negocios y hacer aportes significativos al desarrollo de la región”, afirmó el Seremi de Educación, Ricardo Díaz.

TALCA.- Los vertiginosos cambios tecnológicos y nuevas necesidades que nos impone el mercado a diario, nos obligan a reeducarnos y adaptarnos a la nueva realidad en forma permanente.

Desde hace algunos años, comenzaron a escucharse quejas de empresarios, directores de colegios, profesores y de los propios alumnos de los liceos Técnico Profesionales (TP), respecto a que las mallas curriculares y los equipamientos con que imparten clases estos establecimientos, estaban comenzando a quedar en el pasado. Más cerca de la era de la Revolución Industrial, que de la tecnificación y digitalización que demanda el Siglo XXI.

Conciente de la falta de sintonía entre la realidad descrita con las necesidades de desarrollo regionales, el Seremi de Educación Ricardo Díaz, decidió reunir a todos los actores involucrados en un gran seminario denominado “La Educación TP y el Desarrollo de la Región”, donde instaló el tema en la agenda pública y señaló la forma en que el Ministerio de Educación se está preparando para hacer frente a los nuevos requerimientos que irán de la mano con la actualización de la Estrategia Regional de Desarrollo, que está a punto de ser dada a conocer a la comunidad.

EMPRENDEDORES

El destacado ingeniero mecánico de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, Marco Antonio Béjar, hizo una dura, pero real descripción de la realidad que afecta a los establecimientos Técnico Profesionales. Recordó que según las estadísticas, el Maule es la región más pobre del país con más del 15 por ciento de pobreza por sobre el promedio nacional. “El nuevo milenio demanda técnicos que favorezcan el desarrollo de esta región ¿Cuál es la propuesta?: hay que proyectarse estratégicamente, impulsar el emprendimiento e incentivar la innovación. Los alumnos deben ser capaces de crear sus propias empresas, pero para ello debemos tener carreras pertinentes a las necesidades de desarrollo de la región. Hay que crear un centro de emprendimiento que pueda generar cambios y que facilite la innovación. Algo así como una empresa madre que pueda parir empresas”, afirmó.

LUCES DE CAMBIO

Si bien el diagnóstico y las propuestas no son nada nuevo para las autoridades educacionales, sí lo fueron para los empresarios y estudiantes presentes en el recinto FIMAULE, quienes escucharon en voz del secretario regional de Educación, un esperanzador discurso, que más allá de compartir el análisis del académico de la casa de Bello, dio luces sobre los desafíos de transformar las carencias en oportunidades para un despegue definitivo hacia mayores estándares de ingresos y de desarrollo sustentable real para la región.

“La formación diferenciada que actualmente se imparte en los establecimientos, posee características que no siempre apuntan a los requerimientos del sector productivo local, situación que se refleja en la presencia de personal técnico y alumnos egresados de establecimientos educacionales de esta área, desempeñándose en labores ajenas a las indicadas por su formación”, señaló Díaz a las decenas de participantes.

Y agregó: “Existe la necesidad de estudiar la orientación que actualmente poseen los establecimientos educacionales que imparten las especialidades técnico profesionales en función de la actualización de la Estrategia Regional de Desarrollo, actualmente en proceso. A partir de este cuestionamiento hay que revisar la necesidad de modificar los planes de estudios adoptados por este tipo de establecimientos, con el objetivo de hacerlos concordantes con las necesidades del sector productivo, consiguiendo así, mejores oportunidades laborales para los egresados y egresadas de estas especialidades y con los consiguientes beneficios para el sector productivo al contar con personal calificado en sus industrias”.

¿QUÉ NECESITAMOS?

Es claro que se aprecia una crisis de pertinencia en la enseñanza media Técnico Profesional. Una falta de sintonía -como se dijo- entre lo que ofrecen los establecimientos TP y la necesidad del mercado. Por ello, lo que se requiere es: Mejorar el capital humano; Dejar de considerar que la educación TP es de segunda categoría y destinada a quienes no continuarán estudios superiores; Revertir el bajo nivel de vinculación de este tipo de educación con los sectores empresariales y la poca o nula ingerencia de éstos con los establecimientos que las imparten; Cambiar radicalmente la baja dotación tecnológica de los planteles que cuentan con equipamientos desactualizados, con espacios de aprendizaje precarios, con dotaciones ni acceso expedito al perfeccionamiento y con baja especialización técnica y pedagógica.

LO QUE VIENE

Más allá de la importancia del análisis de la realidad de los liceos TP, la importancia del seminario radica en que puso en la mesa la discusión sobre la educación técnico profesional que queremos y que debe ser en concordancia a la Estrategia Regional de Desarrollo. “Las especialidades que ofrezcan en adelante los sostenedores deben estar estrechamente relacionadas con las necesidades de los sectores productivos, del mundo empresarial, de la estrategia Regional de Desarrollo, con el cuidado de entregar competencias adecuadas a los alumnos para que puedan desarrollarse en el mundo laboral y para que puedan generar, en forma particular o colectiva, sus propias empresas que aporten a su desarrollo personal, al de la región y, por que no, al del país.

Hoy el Ministerio de Educación tiene una malla curricular que permite cierta flexibilidad a partir de la generación de módulos que los propios establecimientos pueden crear para la especialidad. En un horizonte cercano, se aprecian nuevos e importantes transformaciones para este sector de la educación de chilenos y chilenas. Hay que ampliar la mirada y entender que el mercado no sólo requiere operadores, sino técnicos que estén en sintonía con sus nuevas necesidades. La mirada también debe contemplar alumnos con competencias para gestionar sus propios negocios y hacer aportes significativos al desarrollo de la región”, aseguró el Díaz.


Oscar Morales, director de Chilecalifica y uno de los organizadores del seminario, destacó el interés que el tema generó en empresarios y la comunidad educativa en general. “Hay nuevos desafíos por delante y el diagnóstico es prácticamente el mismo. Hay cosas en las que los actores concordamos plenamente y que nos motivan a seguir trabajando en el tema del emprendimiento, que potencia el desarrollo. Queremos darle gran fuerza a este tema que atraviesa transversalmente el proceso de desarrollo de la región del Maule y el proceso de formación de nuestros jóvenes. Ese es nuestro horizonte”.

Nota del Editor: El índice promedio nacional de pobreza es 13.7% (en vez de 15.7%)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal